Viviendas Ecohogar

Tras la viralización de su video mientras destruía un supermercado en la localidad de Rafaela, la joven protagonista brindó su descargo.
"Fue un momento en que me enceguecí por aguantar tanto tiempo maltratos. Porque mi patrona es una persona que es maleducada, es mala; hasta una vez recibí un manotazo", sostuvo Evelin.

La joven contó el suplicio que fue trabajar en ese comercio, donde hacía una jornada de 9 horas por día, de lunes a sábado, por un salario en negro de 50 mil pesos.
"Tuve que aguantar todo eso y hacer trabajos que no eran mi responsabilidad. Recibí golpes. Yo pedí el video, porque se ve, pero me dijeron que justo ese momento no se ve", reveló la joven.
Evelin contó que trabajó el viernes y el sábado, y cuando volvió el lunes tras su franco, le dijeron que no la "necesitaban más". "Estoy con abogados. No me deben plata", aclaró.
"Me broté porque no me miraba cuando le hablaba y ahí empecé a romper todo. Le pido disculpas a mis compañeros, por el momento que vivieron y que seguramente habrán tenido que limpiar", concluyó la protagonista del video viral.