Viviendas Ecohogar

Omar Perotti asumió como gobernador de Santa Fe en un acto que contó con la participación del presidente Alberto Fernández.
La ceremonia se realizó en la Legislatura provincial, donde Perotti y su compañera de fórmula, Alejandra Rodenas, prestaron juramento.
De esta manera el peronismo vuelve a conducir la provincia después de tres períodos consecutivos de gobernadores socialistas en los que estuvieron en el Ejecutivo santafesino Hermes Binner, Antonio Bonfatti y Miguel Lifschitz.
En la asunción de Perotti también estuvo presente José Luis Freyre; nombrado en la Secretaria de "Municipios y Comunas".
En su primer discurso como gobernador, Perotti trazó un crudo diagnóstico de la situación de la provincia, habló del déficit de más de 9 mil millones de pesos que dejó la gestión de su antecesor, Miguel Lifschitz, y de un deterioro "que no se ha visto en ninguna provincia argentina".

"A las crisis no se las llora, a las crisis se las enfrenta y se las derrota", afirmó el actual mandatario santafesino, al mismo tiempo que prometió que no se aferrará al discurso de la "pesada herencia".