Viviendas Ecohogar

Una mujer que trabaja de remisera abordó hoy al gobernador Omar Perotti a quien le expuso la crisis económica que atraviesa debido a las restricciones por la pandemia de coronavirus. La situación se produjo a horas de que el jefe de gobierno provincial anuncie una vuelta a una cuarentena más estricta en el Gran Santa Fe. El intendente de la capital provincial, Emilio Jatón, se fue del lugar cuando se inició la conversación.
De acuerdo a lo que informaron desde De 12 a 14 (El Tres), la mujer se acercó visiblemente nerviosa y temblorosa a Perotti, quien se quedó en el lugar y atendió su reclamo. “No tenemos trabajo, no podemos salir, la mano dura que sea con los que van a tomar mate a la playa no con los trabajadores”, le gritó con el celular en la mano.
“Yo los voté y ninguno me representa”, continuó y le gritó: “No tenemos para comer, no podemos pagar las cuentas”. El gobernador escuchó el reclamo e intentó calmarla.
El momento de tensión tuvo lugar a horas de que se conozca el anuncio del gobierno provincial que dejaría al gran Santa Fe en una fase similar a la de Rosario.

 

Fuente: Rosario3