Viviendas Ecohogar

"Uno trata siempre de ser buena persona y trabajar honestamente. Y la impotencia ante estos hechos es tremenda", dijo el productor santafesino que este sábado detectó el daño, por el cual aún no hay detenidos ni sospechosos.
Este fin de semana ocurrió otro hecho de vandalismo rural en la comuna de Esmeralda, provincia de Santa Fe, donde aparecieron unas 300 toneladas de soja esparcidas en el suelo. Según el dueño del campo, los autores entraron en la madrugada del sábado y abrieron una bolsa y media con un cuchillo.
El productor santafesino detectó el daño el sábado, y todavía no hay detenidos ni sospechosos. “Uno trata siempre de ser buena persona y trabajar honestamente. Y la impotencia ante estos hechos es tremenda”, dijo sobre el hecho ocurrido a un kilómetro al oeste de la referida localidad, en el departamento Castellanos.
“Abrieron de punta a punta un silobolsa y medio de soja. No tenemos datos ni la más mínima idea de quién puede haber sido el autor. Se nota el filo del cuchillo de punta a punta de la bolsa: es un acto de inseguridad más y esta vez nos tocó a nosotros pero ya hubo otros casos en la zona lamentablemente. Hay casi 10 millones de pesos tirados en el suelo”, afirmó el productor de Esmeralda, quien prefirió no revelar su identidad.
Y detalló: “Un vecino vive a unos 300 metros, escuchó ladrar mucho a los perros, a eso de las 3 de la mañana del sábado. Nosotros nos enteramos por un amigo que pasó por el campo y nos avisó cerca del mediodía. Gracias a Dios la lluvia no llegó a causar daños porque cayeron unos milímetros”.
Este domingo el productor debía cumplir con sus obligaciones y se encontraba en plena siembra de trigo ya que, si bien el campo donde abrieron las bolsas es de su propiedad, su empresa familiar realiza servicios agrícolas.
La familia ya logró juntar una parte de los granos (con dos extractoras y a pala) y el resto continúa en el suelo al resguardo de los vecinos y amigos del productor. Según comentó, aún quedaba por recolectar aproximadamente un silobolsa entero.
“Hubo amigos que se solidarizaron con nosotros y nos vinieron a dar una mano. Estamos muy agradecidos por la gente del pueblo porque nos prestaron maquinas y nos ayudaron”, reconoció el productor.

Una práctica que se repite
El año pasado y en lo que va de 2021 se registraron distintos casos de vandalismo que van desde la apertura de bolsas de almacenaje hasta incendios intencionales, abigeato, robos y hasta homicidios en distintas regiones rurales del país.
Las entidades agropecuarias que componen la mesa de enlace denunciaron los hechos y, a mediados del 2020, los ministros de Seguridad, Sabina Frederic, y de Agricultura, Luis Basterra, anunciaron la creación de una Comisión Interministerial Permanente en materia de seguridad rural para combatir los delitos que atenten contra el sector, entre los que se encuentran las roturas de silobolsas.
La cartera que encabeza Basterra anunció que se sistematizará la información referida a los hechos de inseguridad en función de conocer las características sobre la ubicación, temporalidad y modalidades de este tipo de delitos y planificar estrategias para su prevención.