Viviendas Ecohogar

Encontraron muerto en Rosario a un fotógrafo de 60 años que había sido acusado por una de sus empleadas y amiga de sus hijas de filmarla a escondidas mientras se bañaba. También lo había denunciado su ex mujer por violencia y amenazas. El cuerpo del hombre fue hallado en el interior de un vehículo cerca del puente Rosario-Victoria. El presunto suicidio habría ocurrido después de que la joven junto a las propias hijas del hombre saliera en distintos medios televisivos a denunciarlo.
Según indicaron fuentes, todo comenzó el 18 de junio pasado, cuando la ex pareja del fotógrafo lo denunció por violencia de género y amenazas. El caso cayó en la Unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual de Rosario. Cuatro días después de esta primera denuncia, mientras la investigación avanzaba y el hombre todavía no había sido imputado por esos hechos, una supuesta empleada y amiga de las hijas del fotógrafo se acercó a la fiscalía especializada y lo denunció por filmarla mientras se bañaba.
“Trabajaba en su estudio como secretaria. Trabajé tanto tiempo ahí, que me hice amiga de sus hijas que trabajan junto a mí. Esa noche, fuimos a clase de zumba juntas. Cuando terminamos vine y me bañé en su casa. Cuando terminé de ducharme, vi en el tacho de basura algo que brillaba y me llamó la atención. Me acerqué y vi que era un cámara tipo GoPro que me grababa y apuntaba directo a la ducha”, relató la joven denunciante a Telefe Noticias en compañía a las propias hijas del fotógrafo.
Y siguió: “Le saqué la memoria y me la llevé conmigo. En ese momento, hice como si no hubiera pasado nada porque me daba miedo que se diera cuenta y se pusiera violento. Cuando llegué a mi casa, llamé a las hijas y les dije que tenía que contarles algo importante. Vinieron y les conté todo. Me apoyaron y después lo denuncié”.
Tras la aparición de las mujeres en distintos medios televisivos, el fotógrafo se quitó la vida anoche dentro de su vehículo. Según se cree, el hombre habría conectado un tubo de PVC al caño de escape y luego lo habría introducido en el auto, segurado con cinta e inhalado el monóxido de carbono. Pocas horas después fue hallado por la Policía y se hizo presente en el lugar el Gabinete Criminalístico. La causa quedó en manos de la Unidad de Homicidios Culposos, que calificó el hecho como muerte dudosa, mientras se espera el resultado final de la autopsia.
Fuentes del caso indicaron que, si bien el hombre nunca estuvo imputado por la denuncia de la amiga de las hijas, el 24 de junio pasado se había realizado la audiencia imputativa a la cual el fotógrafo se presentó. Sin embargo, ésta finalmente no tuvo lugar porque la defensa pública pidió que se reprogramara. Por otro lado, el fotógrafo había denunciado a su vez a sus hijas por el robo de distintas cámaras.