Viviendas Ecohogar

Vecinos indicaron que las peleas verbales entre ambos eran cotidianas. El padre detenido por el homicidio registrado en la localidad santafesina de Santo Tomé.
Un caso estremecedor ocurrió en la localidad de Santo Tomé, en Santa Fe: un hombre de 68 años asesinó de ocho puñaladas a su propio hijo, de 45, después de haber mantenido una discusión.
El hecho ocurrió el viernes por la madrugada en un domicilio ubicado en la calle Vélez Sarsfield y Pasaje 20, en el barrio Santo Tomás de Aquino. Allí, el dueño del hogar, Oscar Alberto Ramos mantuvo una discusión fuerte con su hijo homónimo que terminó en tragedia.
En medio de la pelea, el padre hiridos veces en el pecho a su hijo de 45 años, provocándole la muerte. Fue aprehendido por el Comando Radioeléctrico de Santo Tomé y trasladado a la Subcomisaría 15. En el lugar trabajaron peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).
Varios vecinos comentaron a la policía que las discusiones entre el padre y su hijo eran casi cotidianas. Afirmaron que en la mayoría de los casos, los conflictos se originaban debido a una presunta adicción a las drogas del hombre de 45 años.
Aún no se sabe cómo se llegó al momento de la tragedia, pero el desenlace del caso fue que el padre terminó por aplicarle puñaladas en el pecho a su hijo con un destornillador. De acuerdo al primer testimonio ante la policía, el hombre aseguró haber estado defendiéndose de un ataque de su propio hijo.
La causa quedó en manos del fiscal Estanislao Giavedoni, quien resolvió imputar a Ramos por el delito de homicidio calificado por el vínculo, al tratarse de un filicidio.
La imputación se llevó a cabo ante el juez penal Héctor Gabriel Candioti y la defensora del acusado, Soledad Estrada, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal.
Fue el segundo homicidio en las últimas 24 horas luego que un hombre de 34 años fuera asesinado el miércoles por la noche en un intento de robo en barrio Acería, al noroeste de la capital provincial.