Viviendas Ecohogar

Marta y Silvia, de 59 años, eran acumuladoras compulsivas. Sus vecinos llamaron al 911 por el olor nauseabundo que venía de la casa
En los últimos días, un misterioso suceso conmocionó a los vecinos de la zona norte de la ciudad de Rosario: dos hermanas gemelas de 59 años fueron encontradas muertas en la casa donde vivían juntas completamente rodeadas de basura.
El macabro hallazgo se produjo este viernes, cuando los vecinos de las mujeres dieron aviso al 911 no sólo que hacía más de dos semanas que no las veían, sino también de un olor nauseabundo proveniente de la casa donde vivían, ubicada sobre la calle Castagnino al 700, en el barrio Alberti.
Los agentes se trasladaron al lugar donde, junto a personal de Bomberos, tuvieron que tirar abajo la puerta de entrada para ingresar.
Dentro de la vivienda, la policía encontró los cuerpos de Marta y Silvia, en avanzado estado de descomposición, rodeados de una pila impactante de basura, según informó luego el Canal 3 de Rosario. En las imágenes se pueden ver cajas, latas de cerveza, envoltorios, papeles y objetos amontonados entre los muebles y la suciedad.
Silvia, según contaron los vecinos, tenía una discapacidad de nacimiento y Marta, su hermana gemela, que era la encargada de cuidarla, sufría un síndrome de acumulación, conocido comúnmente como Síndrome de Diógenes o trastorno de acumulación compulsiva.
De acuerdo a las primeras informaciones sobre el caso, una hipótesis criminal estaría, en principio descartada. La prensa local informó que el cuerpo de Marta llevaba más cantidad de tiempo en descomposición, por lo que se sospecha que primero falleció ella y algunos días después Silvia, que dependía de sus cuidados.
“Hubo momentos, con la temperatura, que había unos olores impresionantes. Yo no las veía cuando juntaban las cosas, pero ahora ví unas fotos y la casa está llena de basura. Es impresionante”, dijo uno de sus vecinos. “Más de una vez les he pedido que limpiaran el fondo porque me dejaban el patio sin luz”, agregó otra mujer, vecina de las hermanas hace 14 años, que fue quien llamó a la policía.
Los vecinos recordaron además que el padre de las mujeres, que vivía con ellas en esa casa, murió el año pasado y las hermanas convivieron varios días con el cuerpo en el interior de la casa y decían que “estaba durmiendo”.