Viviendas Ecohogar

La ciudad de Rosario fue escenario de un nuevo episodio de violencia infantil: una joven pareja fue detenida el jueves acusada de querer matar a golpes a su bebé de apenas 27 días de nacido. Luego de que sus propios padres la llevaran al Hospital de NIños Víctor J. Vilela, los médicos constataron que tenía múltiples fracturas y escoriaciones infectadas.
Cuando llegó al centro médico, la pareja brindó una insólita explicación sobre las heridas del nene. Según dijo, los huesos fracturados eran producto de una caída en la casa de la pareja, ubicada en la calle República de Siria al 100. Sin embargo, los profesionales dudaron de la versión y llamaron a las autoridades. Desde ese momento quedaron detenidos acusados de intento de homicidio, bajo las órdenes de la División Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) perteneciente al Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe.
Los acusados fueron identificados como Marcos M. A., de 26 años, y Antonella M., de 25. Después ser examinado, se constató el horror al que fue sometido el niño: presentaba fracturas múltiples de cráneo, de arco costal y de fémur y varias escoriaciones. El bebé, indicaron los medios locales, se encuentra en estado reservado.
Por orden del fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Adrian Spelta, se allanó el domicilio de República de Siria. Además, el Gabinete Científico Forense realizó un examen con luminol en el dormitorio del bebé, que arrojó resultado positivo. Es decir, en el cuarto había rastros de sangre. En el lugar, además, fueron secuestrados dos aparatos de telefonía celular. La audiencia imputativa será el próximo martes mientras la nena pelea por su vida.