Viviendas Ecohogar

Guillermo Regue y Marcelo Núñez recibieron 2 años y seis meses de prisión. En el botín había yerba, aceite y fideos
Dos agentes del Servicio Penitenciario de Santa Fe fueron condenados este jueves en Rosario por haber robado comida de la cárcel que estaba destinada a sus compañeros y a los presos. El hurto ocurrió el 19 de enero pasado, cuando la oficial encargada del ingreso a la Unidad N° 5 de Rosario informó las maniobras que realizaban Guillermo Miguel Regue y Marcelo Núñez, que cargaban la mercadería en un auto particular.
La pena para Regue –subayudante de maestranza del Servicio Penitenciario– y Núñez –ayudante de segunda del SP– fue de dos años y seis meses, de ejecución condicional. Pero además quedaron inhabilitados de manera perpetua a ejercer funciones en las fuerzas de seguridad.
De acuerdo a la acusación, Regue y Núñez fueron aprehendidos en la madrugada del 19 de enero con 8 kilos de carne cruda congelada, 5 kilos de azúcar, 12 paquetes de yerba mate, 26 botellas de aceite, 5 cajas de leche en polvo, 21 paquetes de fideos, un rollo de bolsas 25x35, un rollo de bolsa de residuos y un rollo de bolsas 45x35.
Todos los alimentos y elementos fueron secuestrados en el baúl de la Chevrolet Meriva de Núñez, cuando ambos se disponían a regresar a Coronda, según fuentes del caso. Parte de la mercadería había sido depositada en bolsos y mochilas, mientras que la carne cruda congelada fue escondida en tres bolsos materos.
La condena por los delitos de peculado por sustracción de bienes tuvo lugar tras un acuerdo entre el fiscal José Luis Caterina y la defensa de los agentes, ambos oriundos de la localidad santafesina de Coronda. Dicho procedimiento abreviado fue homologado este jueves por el juez penal de primera instancia Rodolfo Zavala.
Además, por el plazo de tres años los condenados agentes deberán cumplir reglas de conducta, como fijar residencia y adoptar un oficio o profesión de acuerdo a su capacidad. Pero el juez Zavala, a su vez ordenó que todos los meses y por el plazo de un año donen diez cajas de leche al merendero “Pies Descalzos” de Coronda.
La Unidad N° 5 donde se encuentra el Complejo Penitenciario donde ocurrió el robo de los agentes está situada en 27 de Febrero al 7800, en la zona oeste de Rosario. En ese predio también se encuentra la cárcel de mujeres. Este año, en inmediaciones al lugar ya ocurrieron dos crímenes. En uno, un grupo de personas irrumpió en un domicilio –presunto búnker– aparentemente con fines de robo y fue recibido a los tiros, por lo que falleció allí uno de los sospechosos. El segundo hecho fue en calle 1.709 al 7700, a 100 metros de la cárcel, cuando cuatro sicarios entraron a una precaria casa, encerraron a una de las dos mujeres que se encontraba en el inmueble y ejecutaron de al menos un tiro en la cabeza a la otra, que tenía 19 años.